LA COHESIÓN GRUPAL, ¿LA CLAVE DEL ÉXITO?


Preparación Mental Jugador y Entrenador Gestión

 

 

 

Puede que usted sea un jugador de fútbol o un entrenador y la cuestión de la cohesión del grupo es ciertamente interesante para usted. Para muchos entrenadores como D.Deschamps, D.Simeone y muchos otros, ¡lo esencial es primero crear un grupo!

Compartimos con ustedes un artículo interesante de N. Crépin del INSEP sobre este tema de la cohesión grupal.

 

Entrenadores y atletas frecuentemente vinculan el éxito y los fracasos con la cohesión del grupo, del equipo.

 

Para utilizar el concepto de gestalt, "el todo es mayor que la suma de las partes".

Los ejemplos dan testimonio de la existencia de una emulación colectiva que trasciende y sobrepasa los talentos y habilidades individuales:

“Eso es lo más difícil en el fútbol, ​​¿por qué hay equipos que durante 3, 4 años ganan todo y, de repente, se desmoronan aun cuando son los mismos jugadores?

Eso se debe a que esta química es lo más difícil de encontrar, esta relación entre los jugadores. La gestión del grupo puede ser muy buena por un año, por un período de 2 meses y luego hay un pequeño grano de arena que viene a causar problemas. Hay que mantenerse siempre vigilante, es un increíble equilibrio inestable”. (B.Lizarazu, campeón mundial de fútbol con el equipo de Francia en 1998).

Carron (1982) define la cohesión de los grupos como « un proceso dinámico que se caracteriza por la tendencia de un grupo a apoyarse mutuamente y permanecer unidos en la búsqueda de sus objetivos”.

Esta definición aclara los diferentes aspectos de la cohesión.

Ella implica que este fenómeno no es estable sino que está en evolución permanente, en una noción de movimiento donde los individuos forman un todo en una proximidad (tanto física como psicológica) con la finalidad de llevar a cabo y obtener un objetivo común.

Los instrumentos para favorecer la cohesión pueden inspirarse en esta definición. Esta definición implica igualmente dos tipos de cohesión: una cohesión social (grado de atracción y de satisfacción de los individuos para evolucionar juntos) y una cohesión operacional (implicación y compromiso de cada uno en la realización de un objetivo común),

¿Para qué sirve?

La cohesión grupal es frecuentemente evocada como una llave del desempeño. Algunos estudios muestran que existe una correlación entre la cohesión y la ejecución.

Si el aspecto afectivo y social del grupo o del equipo interfiere en la ejecución, esta correlación es más fuerte para la cohesión operante (Kozub y Mc Donnell, 2000). Esta relación entre cohesión y ejecución es circular; es decir, que si la cohesión aumenta la ejecución deportiva, el éxito refuerza la cohesión. Inversamente, la falta de cohesión disminuye la ejecución y los fracasos debilitan y reducen esta cohesión.

« Personalmente, veo el equipo como un complejo tejido de competencias y emociones donde es difícil evaluar los mecanismos de estancamiento y de regresión. Un equipo marcha bien si hay una parte consecuente de elementos de unión, de escucha, de amor, de alegría de estar juntos, esas cosas que hacen que trascendamos naturalmente. Observe el equipo de futbol de Francia 1998-2000: los lazos contaban más que las competencias. En el 2002, era lo contrario. Mi preocupación cuando yo era entrenador, era siempre extraer el mejor potencial relacional de una mezcla de personalidades. En el terreno, se necesitaban guerreros, artistas, estrategas”. (D. Herrero, ex entrenador de rugby de Toulon).

¿Cómo hacer?

Existe una gran cantidad de obstáculos para la cohesión tales como la diversidad de personas, los conflictos de personalidad y los conflictos de roles en el seno del grupo, las dificultades de comunicación, las luchas de poderes entre los miembros, los desacuerdos sobre el objetivo común, la prioridad del objetivo individual en detrimento del objetivo colectivo, los cambios frecuentes en la composición del grupo, o más aun el estilo de liderazgo del entrenador..

Existen muchas herramientas para reforzar la cohesión, y otras pueden ser inventadas.

El cuestionario sobre el xxx de grupo, el GEQ elaborado por Widmeyer en 1985, (ver la ficha sobre el test, los cuestionarios y la evaluación en la psicología del deporte) permite medir el grado de cohesión en el grupo y puede servir como herramienta de intervención. Una herramienta frecuentemente utilizada es el establecimiento del perfil de ejecución del equipo.

 

1. El mismo consiste en pedir a cada jugador identificar las características consideradas como las más importantes para el éxito del equipo.

2. Luego, después de intercambios y discusiones colectivas, de elaborar un consenso sobre las características del perfil de desempeño de su equipo:

3. Ellos dan una nota de 1 a 10: puntaje ideal.

4. Ellos indican el nivel actual de su equipo en relación con las características.

5. Restar el nivel actual ideal del puntaje ideal.

6. ¡Es sobre esos valores divergentes que hay que trabajar!.

 


La solidaridad en el terreno, la recuperación y la agresividad del medio del terreno son los objetivos de trabajo del equipo para aumentar su desempeño y la cohesión. Un sin número de herramientas o técnicas puede ser utilizada para aumentar la cohesión, tanto operacional como social.

 

Elementos de reflexión / y límites

Las idas al campo son utilizadas frecuentemente por los entrenadores con la finalidad de preparar los límites importantes o para aumentar la cohesión en el seno del grupo. Sin embargo, esta práctica frecuentemente utilizada por un gran número de entrenadores, no ha demostrado sus virtudes, ni el método para impactar sobre el desempeño (su contenido, su frecuencia, su duración…).

Esta práctica parece eminentemente cultural según el país o el deporte. Los países anglosajones por ejemplo tienen poco o carecen de recursos para la ida al campo.

¿La cohesión para aumentar el desempeño debe involucrar a todo el mundo o es suficiente la cohesión entre un núcleo de individuos? El aislamiento de un deportista, como Ginola en 1998 por ejemplo, no es beneficiosa para federar al conjunto del resto del grupo?

Ciertos equipos o grupos deportivos son competitivos a pesar de una cohesión social muy débil. ¿Se debe tener un buen ambiente en el grupo para generar desempeño?

 


ÚLTIMOS ARTÍCULOS