¿Cómo trabajar la resistencia en el fútbol amateur: con o sin balón?


Preparación física Jugador y entrenador Resistencia

 

 

Trabajar la resistencia implica trabajar la resistencia capacidad (capacidad aeróbica) y la resistencia potencia (potencia aeróbica).

Para desarrollar la resistencia potencia, el trabajo sin balón (disociado y/o asociado) parece ser la forma más efectiva.

De hecho, una de las condiciones para el desarrollo de la PMA (potencia máxima aeróbica) y el VO2max (consumo máximo de oxígeno o capacidad aeróbica) es dedicar tiempo al VO2max o cerca del VO2max.

Por ejemplo, el ejercicio intermitente sin balón del tipo 15-15 o 30-30 es muy eficaz ya que permite dedicar mucho tiempo al VO2max (gracias a las recuperaciones). Este tipo de ejercicio es esencial si se quieren desarrollar las cualidades de la resistencia potencia.

Según algunos estudios, se dedicaría mucho tiempo al VO2max en juegos reducidos con balón (tipo 3 de 3, 4 de 4,…). Por lo tanto, ¡es posible trabajar la resistencia potencia con balón! 

Sí, pero

De acuerdo con M. Buchheit (entrenador físico e investigador), si se incorpora el trabajo de la resistencia a los juegos reducidos con balón, por ejemplo, los jugadores más “fit” (en forma) van a esforzarse menos y es posible que se “desentrenen”.

Por el contrario, los jugadores menos en forma (o menos “aeróbicos”) van a correr más, a veces demasiado, y corren el riesgo de sobre entrenarse. 

Para asegurarse de que el trabajo de la resistencia potencia funcione bien para todos (y esté bien adaptado), es necesario individualizar y trabajar la VAM personal.

De esta manera, todo el mundo tendrá el mismo nivel de intensidad.  Y para trabajar esta intensidad y comprobar que los jugadores están en esta intensidad, los ejercicios “tradicionales” (tipo intermitentes 15-15 o 30-30, por ejemplo) son fáciles de “gestionar” para los entrenadores.

 

Por lo tanto, existe una variable individual más importante durante un ejercicio físico integrado (juegos reducidos) que durante un ejercicio de carga física controlada (trabajo de la VAM sin balón tipo 15-15).

 

 Asimismo, si se trabaja siempre en integrados o en específicos, se adapta y no se « sorprende » más al cuerpo. Salirse del trabajo específico de vez en vez permite aportar la novedad que facilitará sorprender al cuerpo para progresar.

Sin embargo, a nivel amateur, el tiempo de entrenamiento es a menudo débil y debe elevarse al máximo

Los juegos reducidos y los ejercicios integrados con balón desarrollan la resistencia potencia a un nivel más débil que el trabajo intermitente sin balón, por ejemplo, pero son más específicos y más lúdicos.

Lo que permite trabajar el lado técnico-táctico al mismo tiempo que las cualidades de resistencia y en el fútbol amateur ¡es muy interesante (para rendir)!

Además, a nivel amateur, para que se invierta en los jugadores, es necesario tener en cuenta la noción de placer…

Los ejercicios integrados, los juegos reducidos con balón que también buscan las cualidades de la resistencia potencia serán mucho más lúdicos que los ejercicios sin balón…

 

En relación con el trabajo de la resistencia potencia (hecho a menudo a principio de temporada mediante el trote), éste podrá ser casi siempre trabajado con balón o de forma lúdica (circuito, recorrido técnico,…) ya que para desarrollar esta resistencia “basta” con correr mucho rato…

Se desarrolla naturalmente en todos los juegos…

y hacerlo trotando no permite trabajar al mismo tiempo los otros parámetros de rendimiento en fútbol (técnico y táctico). En una búsqueda de rendimiento, no es una buena idea.    

Por supuesto, según el diseño del entrenador, según el nivel y el número de entrenamiento por semana, la reflexión podrá ser diferente (si se tienen 2 o 5 entrenamientos por semana, la reflexión no es la misma)…

 

Lo que nos parece posible hacer:

Cuando se está en un ciclo de resistencia dominante: proponer ejercicios tipo intermitente sin balón, para desarrollar las cualidades de resistencia de los jugadores.

Cuando se está en los otros ciclos (velocidad, fuerza,…): proponer juegos reducidos, trabajo integrado para solicitar y mantener las cualidades de la resistencia.

Cuando sea necesario pueden hacerse pequeños recordatorios en ciertos entrenamientos mediante un trabajo de 15-15. 

Algunos juegos reducidos (3 de 3, 4 de 4), cuando se hacen bien (intensidad, tamaño del campo adaptado,…) permitirían una demanda cardíaca equivalente a ciertos ejercicios intermitentes.

 


En resumenel trabajo con balón para las cualidades de la resistencia: SÍ

Para el trabajo de la resistencia capacidad: siempre o casi siempre

Para el trabajo de la resistencia potenciacon frecuencia

Sin embargo, proponer recordatorios de algunos entrenamientos y proponer ciclos 2 o 3 veces al año (por ejemplo, a principio de temporada y en vacaciones de invierno) donde se puedan trabajar las cualidades de la resistencia mediante otros medios (carrera continua e intermitente).

 


ÚLTIMOS ARTÍCULOS