¡El test de VAM más adaptado al fútbol!


Preparación Física Jugador y Entrenador Jugador y Entrenador

 

En fútbol, la actividad de un jugador podría presentarse como un ejercicio de fuerza dominante aeróbico (varios kilómetros recorridos, ejercicio de más de una hora…), pero un análisis más detallado revela, de hecho, una suma de ejercicios cortos e intensos intercalados con períodos de recuperación diversos a intensidad baja, incluso, a muy baja intensidad.

El ejercicio en fútbol no se asemeja a una carrera continua a un ritmo constante, sino a una sucesión de sprints, de saltos, de duelos y de acciones determinantes en el curso del partido.

La capacidad para repetir y mantener el nivel de los ejercicios explosivos es una cualidad decisiva del rendimiento en fútbol, más importante que aquella para mantener una misma velocidad por largo tiempo.

 

La preparación física moderna en el fútbol se articula en torno a esta lógica:

En términos de rendimiento, se trata ante todo de desarrollar y mantener las cualidades explosivas musculares y luego, de mejorar las posibilidades de repetir estos ejercicios explosivos a lo largo del encuentro…

Antes de querer desarrollar estas cualidades, ¡es importante hacer algunas pruebas!

Y para evaluar la velocidad aeróbica máxima (VAM), existen numerosas pruebas.

Las pruebas continuas y las intermitentes. Estas pruebas pueden ser triangulares o rectangulares, en línea recta o en course navette.

 

Explicaciones:

Una prueba continua es una prueba donde no se deja de correr, no hay pausas ni recuperación.

Una prueba intermitente es una prueba con tiempos de recuperación.

 

Una prueba rectangular es una prueba donde la velocidad de carrera es siempre la misma. Usted decide la velocidad.

Una prueba triangular es una prueba donde la velocidad de carrera aumenta a medida que pasa el tiempo, en etapas.

 

Una prueba en línea recta significa que se corre siempre en el mismo sentido.

Una prueba en course navette es una prueba donde se cambia de dirección regularmente.

 

Las pruebas que existen para calcular la VAM, “mezclan” estos parámetros.

Por ejemplo, la prueba Cooper es una prueba donde usted corre a su velocidad máxima durante 12 minutos alrededor de una pista → Es una prueba continua (no hay pausa), rectangular (usted decide la velocidad de carrera) y en línea recta (usted corre siempre en el mismo sentido). 

La prueba 45-15 de Gacon es una prueba donde se corre 45 segundos y se recupera 15 segundos. La velocidad aumenta con cada nueva carrera. No hay cambio de dirección  Es una prueba intermitente (hay pausas), triangular (la velocidad de carrera aumenta) y en línea recta.

 

¿Cuál es la importancia de cada uno de estos parámetros?

Las pruebas “intermitentes”, al contrario de las pruebas “continuas”, permiten tener en cuenta las habilidades de recuperación de los jugadores.

En las pruebas triangulares, la velocidad de carrera aumenta por etapa (por ejemplo, cada minuto de 0,5 km/h o 1km/h), es decir, de manera bastante suave. Lo que permite subir la intensidad tranquilamente, el cuerpo tiene tiempo de adaptarse, de calentarse. Al contrario de las pruebas rectangulares donde se debe usar directamente la velocidad aeróbica máxima.

Las pruebas en course navette, al contrario de las pruebas en línea recta, permiten tomar en cuenta las cualidades explosivas de los jugadores, ya que con cada cambio de dirección es necesario acelerar.

 

En fútbol, ¿qué prueba debemos utilizar?

Hemos visto que el fútbol es una actividad con tiempos de ejercicios intensos, seguidos de períodos de recuperación. Es por esto que debemos utilizar las pruebas intermitentes.

El fútbol es una actividad donde las acciones decisivas son acciones explosivas. Por ello debemos utilizar un test course navette.

Hemos visto que las pruebas triangulares permiten al cuerpo (y a la mente) calentarse y adaptarse tranquilamente al aumento de la velocidad. Es por ello que los preferimos en vez de las pruebas rectangulares.

 

¿Existe una prueba que combine los 3 parámetros?

Sí, ¡el Test intermitente 30-15 de M. Buchheit!

Es la primera prueba de campo intermitente triangular, course navette que permite estimar el consumo de oxígeno máximo (VO2max) y determinar una velocidad aeróbica máxima (VAM), ¡teniendo en cuenta las habilidades de recuperación y las cualidades de explosividad muscular de los miembros inferiores!

Por lo tanto, ¡usted realmente puede probar con ejercicios de “fútbol”!

De hecho, la importancia de una prueba es evaluar las cualidades que usted encuentra en su deporte.
 

¿Cuál es el objetivo, más allá de saber la VAM de cada jugador?

Permitir la calibración de las sesiones específicas “VAM”, proponiendo distancias individualizadas para que cada uno desarrolle de la mejor manera sus cualidades.

Esta prueba determinará también la VAM “intermitente” de cada jugador que será útil durante las sesiones de 15-15 o 30-30, por ejemplo, para calibrar las distancias de carrera.

De hecho, para realizar el trabajo intermitente, debe respetarse la VAM de cada jugador, de lo contrario, los ejercicios no estarán adaptados…

Si se utiliza la misma distancia para todo el mundo, para algunos será muy fácil y para otros será muy difícil…

Y para que la VAM de los jugadores se adapte al ejercicio intermitente, se depende de la VAM “intermitente” y no de la continua. Esta VAM “intermitente” está sobreevaluada (aproximadamente 2km/h de más) en comparación con la VAM “continua”. No hay problema, el objetivo principal es desarrollar las cualidades útiles para ser eficiente en el partido.

 Por lo tanto, si se obtiene una VAM « intermitente » de 18 km/h en la prueba 30-15, ¡esta misma velocidad podrá utilizarse para el ejercicio 15-15! El jugador debe ir a 18 km/h durante 15 segundos. Luego, 15 segundos de descanso y repetirá 15 segundos de carrera… así sucesivamente.

De esta manera, se asegura que el jugador trabaje bien, ni mucho ni poco… y ¡que desarrolle las cualidades que le serán útiles para ser eficiente en el partido!

 El 30-15 Intermittent Fitness Test es una herramienta válida y exacta de estimación del VO2max. Pero sobre todo, permite alcanzar una velocidad de carrera máxima, haciendo que intervengan al mismo tiempo muchos factores determinantes del rendimiento en el deporte colectivo, el VO2max por supuesto, e igualmente las cualidades de recuperación y las cualidades de explosividad muscular.

Además, en comparación con otras pruebas populares, a pesar de que la velocidad final es más elevada, el 30-15 Intermittent Fitness Test es percibido como menos doloroso. Así, el 30-15 Intermittent Fitness Test parece ser una herramienta exacta y relevante para maximizar el trabajo de potencia aeróbica máxima en los jugadores y el trabajo de otras cualidades muy importantes en el fútbol.

>>> Descargar el test gratuitamente

 

 

¿Qué tipo de prueba para el futuro?

Podríamos imaginar que en un futuro más o menos cercano, las pruebas serán más y más específicas de la actividad que se realice.

Por ejemplo, el preparador físico Francès Christophe Manouvrier propone una prueba específica del fútbol, ¡con integración de la técnica (con balón)! Esta prueba parece ser muy prometedora, incluso si carecemos de perspectiva para un buen análisis.

De acuerdo al autor, esta prueba (se llama FOOTEVAL) permitiría evaluar el nivel de un jugador, considerando sus capacidades aeróbicas y sus habilidades técnicas. Sería la prueba perfecta para la detección de jóvenes jugadores o jugadoras.

 


ÚLTIMOS ARTÍCULOS